Entrevista con Taciana Fisac: una mirada experta sobre China

Taciana Fisac es una de las sinólogas más importantes que hay en España. Profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, dirige en ésta el Centro de Estudios de Asia Oriental. En una entrevista para Cuadernos de China, la profesora Fisac comenta la situación de los estudios chinos en España, la condición de la mujer en China, los problemas de imagen entre España y China, etc.

 

 

 

Sergio Martín.- Iberchina


¿Cómo calificaría en líneas generales el estado actual de los estudios sobre chino en España?

En la actualidad, los estudios sobre China en España tienen la misma incertidumbre que otros estudios universitarios.  Estamos a la espera de una reforma de los planes de estudios, pero se desconoce cuál va a ser la configuración final de los mismos.  En cualquier caso es importante que se refuercen estos estudios y que quienes tengan interés puedan estudiar más de dos años en la universidad. 

En la actualidad, la Licenciatura en Estudios de Asia Oriental es de segundo ciclo, por lo que  consta únicamente de dos años.  Sería preciso que se impartiera una titulación de cuatro años al menos, así como que se iniciaran estudios de posgrado.  La formación es fundamental para mejorar nuestra relación con China.

¿Está aumentando de forma apreciable el interés por estudiar chino?

En los dos últimos años ha aumentado muchísimo.  Además, ha cambiado el perfil de las personas que se interesa por China y cada vez son más los jóvenes que tienen interés en la lengua y la cultura china


¿Por qué se quiere estudiar chino? ¿Hasta qué punto la motivación económico-comercial es importante?

La motivación es muy diversa y no siempre es por interés económico o comercial.  También hay muchas personas que quieren conocer otras culturas. 

Pero, sin duda, el impacto que China tiene en la economía mundial ha hecho que  aumente el número de personas que quieren estudiar chino.


 

Portada del libro "Mujeres en China",
edición de Taciana Fisac

¿Qué opina del "Año de España en China"?

Todo lo que se haga para que España sea más conocida en China y viceversa, me parece positivo.  Ahora bien, creo que hay que apostar por acciones que tengan un impacto que perdure en el tiempo, tales como la puesta en marcha de programas de becas de intercambio y de programas de colaboración científica y técnica. 

En China, quienes estudian español son los que luego van a mantener relaciones de todo tipo con España y en muchas ocasiones se quejan de las pocas oportunidades que España les ofrece para completar su formación en nuestro país.  Eso naturalmente conlleva que dirijan su mirada hacia otros países de habla hispana y que progresivamente España vaya perdiendo presencia en China. 

 

Usted se ha referido en alguna ocasión a los problemas en la gestión de visados para que ciudadanos chinos puedan viajar a España. ¿Tan grave es este tema?

Es muy grave.  El problema de la inmigración ilegal ha llevado a que a los chinos que solicitan visados se les mire como si se tratara de futuros ilegales.  España es el país que peor fama tiene en China y el problema fundamental es que se dificulta la llegada de muchas personas que nos interesan: profesores, investigadores, estudiantes, personas de negocios. 

Sin embargo dudo que se consiga con esa política parar la inmigración ilegal, ya que en su mayor parte no pasa por las oficinas de los Consulados.  Creo que se debe dar un trato más respetuoso a la gente y que se deberían revisar aspectos como es proporcionar una mejor información y más adecuada a los tiempos actuales, entre otras formas, a través de Internet.  Naturalmente hay que  reforzar el personal de los Consulados.

¿Podría describirnos en grandes líneas la labor del CEAO? ¿Cuáles son sus planes y prioridades cara al futuro?

El CEAO se ocupa fundamentalmente de impulsar la investigación, la formación y la relación con países de Asia Oriental, especialmente China y Japón, pero también Corea.

Desde su puesta en marcha hace más de diez años hemos conseguido impulsar los estudios de Asia Oriental con la puesta en marcha de la Licenciatura en Estudios de Asia Oriental. 

Otro aspecto muy importante es la colaboración internacional.  El CEAO pertenece a la European Alliance for Asian Studies y recientemente, con el apoyo del Ministerio de Educación y Ciencia, está poniendo en marcha una Red Iberoamericana de Investigación en Estudios de Asia Oriental para fomentar la investigación en habla española y portuguesa sobre Asia Oriental. 

¿Hasta qué punto la percepción que hay en España de China es acertada, o está marcada por estereotipos, prejuicios, etc.?

La percepción que hay en España de China está marcada por muchos estereotipos negativos y por leyendas urbanas que  muchas veces no tienen nada que ver con la realidad.  Se conoce poco de China y se considera lejana y distinta.  En ocasiones nos sorprendería conocer todas las cosas que nos acercan, en lugar de las que nos separan.

¿Y cómo cree que es la percepción o imagen de España en China?

También nos conocen poco y tienen muchos tópicos sobre nosotros. 

¿Cómo describiría en grandes rasgos la situación de la mujer en China? ¿Está de acuerdo con la idea, expuesta por algunos autores, de que una de las realizaciones más importantes del Partido Comunista chino ha sido el cambio que llevó a cabo en la condición de la mujer?

Creo que las mujeres urbanas chinas se encuentran con problemas muy semejantes a los de las mujeres españolas.  La situación es muy distinta en el ámbito rural en donde sí hay enormes problemas y diferencias. 

Es cierto que se han producido muchas mejoras, pero también es preocupante que hayan resurgido costumbres ancestrales muy negativas para las mujeres.  En los últimos 20 años han resurgido las peores expresiones del abuso hacia las mujeres y también hacia los niños. 

Ahora bien, no creo que tengamos que caer en el error de mitificar el periodo maoísta, ya que en aquel entonces también existían otras formas de abuso encubierto.  


¿Cómo ve el futuro de China, con optimismo o pesimismo?

Quiero verlo con optimismo, aunque sin duda tiene que superar enormes retos.  Quizás unos de los más importantes es cómo encontrar un equilibrio entre el liberalismo a ultranza  y el “capitalismo”, en el peor de sus sentidos como explotación, que se está imponiendo en muchos ámbitos.  Hay problemas  como son el acceso a la educación y la sanidad que están sin resolver.

¿Y cómo ve las perspectivas políticas del país? ¿Se democratizará algún día China?

Espero que sí, pero desafortunadamente esa no es ahora mismo una de las prioridades de la población. La gente está más preocupada de tener un buen empleo, una vivienda y oportunidades de futuro.  Creo que en España podemos comprender muy bien lo que significa eso, ya que hemos pasado por una experiencia semejante, antes de instaurarse la democracia. 

Quizás lo más preocupante es el carácter nacionalista del discurso del Partido Comunista Chino y el nefasto ejemplo que llega procedente de las democracias occidentales.  Es muy difícil que no se descalifique la democracia con ejemplos como el de Guantánamo o la guerra de Irak y el Partido Comunista Chino sabe muy bien aprovechar esa información para legitimar su propio monopolio del poder.

En muchos lugares de China se está tomando conciencia de los derechos de la gente, pero todavía queda un gran trecho por recorrer.

 

×
Subscríbase a Iberchina

Subscríbase gratis a Iberchina, la fuente más seria y solvente de información sobre China en lengua española. Recibirá nuestra Newsletter, con informaciones, artículos, documentos, sobre China.

Pinche aquí para subscribirse